MENU

BUENAS VIBRACIONES

Dentro de poco se va a cumplir un año de su boda, y queremos contaros la historia de como conocimos a Esther & Óscar. Y os preguntaréis ¿por qué…?
Pues lo primero porque nos apetece, y segundo porque es de esas cosas que te pasan en la vida y te da muy buen rollo pensar que las buenas vibraciones traen consigo mejores cosas.

Todo comenzó el verano de 2018...

…cuando fuimos a hacer el reportaje de boda de Irene & Daniel en Cebreros, un pueblito al sur de Ávila, por la preciosa zona de El Tiemplo. Ésta fue una boda que hicimos para otro estudio de fotos con el que trabajamos hace unos años. Es importante este dato porque fue el detonante de todo lo que sucedió después.

I&D quedaron muy contentos con el resultado, y en principio ahí quedó la cosa.

A principios de 2019, nos llegó una solicitud de unos chicos llamados Esther & Óscar, y para la cual ponemos toda nuestra ilusión habitual, como con el resto, hasta aquí nada raro.

Les mandamos la información pertinente y unos días más tarde quedamos con ellos en una cafetería tranquilita para conocernos en persona.

La reunión va fenomenal, muy divertida y con buena conexión entre todos. Comenzamos a hablar un poco del día de la boda en sí, y les comentamos que nosotros el verano pasado hicimos un reportaje en su mismo pueblo, Cebreros; se quedan sorprendidos y nos preguntan por sus nombres, ya que “en los pueblos se conoce todo el mundo”. Intentamos hacer un poco de memoria, ya que esta no es la mejor de nuestras virtudes (jejeje), y se los decimos.

¡Cúal fue la sorpresa que resultaron ser amigos suyos, y que además estuvieron en la boda! Todos somos conscientes de que en momentos de fiesta uno no está para recordar jajaja

Al comentar ésto, los 4 nos quedamos extrañados como diciendo, aquí hay algo que no cuadra… Nos empezaron a contar que vieron el reportaje de I&D, y que les gustó mucho. Le preguntaron por el contacto del estudio y por desgracia estos compañeros no tenían sus redes sociales ni su web muy actualizadas que digamos, por lo que a E&O no les convenció, y tomaron la decisión de buscar otros profesionales.

Ahora bien, ¿adivinar a quiénes encontraron por internet sin saber que eran los que hicieron las fotos de sus amigos?

Efectivamante queridos lectores, el destino quiso que 2Almas, Esther & Óscar hicieran juntos este camino. Sin duda, este “pequeño” detallle convirtió la reunión en una conversación entre amigos.

Casualidad, conexión, energías cósmicas, positividad… ¿qué opináis?

FIN
Dedicanos un minuto y dinos...
¿Qué te ha parecido?

CLOSE